Saturday, October 10, 2009

Cutting like buffalos. Dead Weather en México.

No sé cómo es que un búfalo corta. Ni tampoco sé lo que Alison Mosshart y Jack White quieren decir con el título de esta reggaesca rola. Pero sea lo que sea que quieran comunicar, lo expresan a lo grande.

Hace apenas 3 o 4 semanas me di el tiempo de escuchar el nuevo proyecto del talentosísimo líder de los Raconteurs. El disco debut se llama "Horehound". White comparte créditos con Dean Ferttita (ex de Queens of the Stone Age), Jack Lawrence (con quien ya compartió escenario con los Raconteurs) y Alison Mosshart (vocalista de los Kills). La presencia, sobretodo de los primeros 3 la convierte de manera automática en una banda interesante y prometedora.

El Horehound fue uno de esos discos que tuve que escuchar unas 3 veces para comenzar a entender bien a bien. Para la quinta vez que lo escuché no sólo me gustaba, sino que, como la buena música siempre debe hacer, me comunicaba y me hacía salir un rato de mi mundo. Los ritmos son marcados, los solos de guitarra al más puro estilo del blues, la voz de Alison penetrante y llena de toda clase de emociones. En fin, resumido en una palabra: una banda completa. Otro gran acierto en la brillante carrera de Jack White.

Hace 2 días tuve la oportunidad de verlos en vivo. No puedo decir que muriera por ir a ese concierto, excepto tal vez porque nunca había visto a White en vivo, y para mi gusto es el mayor talento musical de los últimos 10 años. Como sea, fui a verlos apenas conociéndolos, un tanto escéptico, pero muy interesado.

Apenas minutos después de comenzar me quedó algo muy claro: todos los ritmos semilentos y las progresiones blueseras que nutren el disco contrastan de manera brutal con la impresionante cantidad de energía que derrocha toda la banda en el escenario. Y contrario a lo que hubiera esperado, Alison Mosshart es el más grande acierto de esta banda. Sus movimientos sensuales, su voz desgarradora y su química casi erótica con Jack White mientras comparten el micrófono la convierten en el centro de atención de toda la gente. Esto por supuesto no se contrapone al innegable protagonismo del baterista/guitarrista de Detroit. Simplemente son una pareja explosiva en vivo.

Fue un concierto corto, pero brillante. Dejaron el escenario primero con "Will there be enough water", un blues en el que White se desborda en un sólo al estilo de los acordes tristes y melancólicos de Jimmy Page. Luego regresaron para interpretar "I Cut like a Buffalo" y "New Pony". El público del José Cuervo Salón estaba entregado y rendido ante el cuarteto de Nashville. El cierre fue descomunal con "Treat me like your mother", al grado que en un concierto en el que apenas esperaba ver un par de brincos, se desató un slam inspirado al que tuve que reusarme a unirme por la compañía de mi hermosa novia. Ya será para la próxima.

Dead Weather fue el concierto número 50 en mis 23 años de vida. Apenas el tercero de un año lento en este sentido. Pero después de ver a Radiohead y Metallica, y sin ponerlos a la altura de estas bandas evidentemente, puedo decir que Dead Weather no sólo cumplió mis expectativas y tiró pro la borda mi escepticismo, sino que se convirtió en el mejor acto que he visto en un escenario pequeño de una banda que apenas conozco. Espero que vuelvan a este país, y de ser así ahí estaré. Ampliamente recomendable el disco, una absoluta obligación de los amantes del rock alternativo verlos en vivo.

Los invito a echarle un ojo a esta reseña del sitio mehaceruido.com y a las fotos que incluye. Muy acertada, muy completa y las fotos pueden ilustrarles un poco lo que se vivió en el escenario. Por mi parte les dejo un video de "Treat me like your mother" para que se den una idea de lo que se vivió en el cierre, aunque debo decir que fue una mucho mejor interpretación la de hace 2 días, y el público mexicano es incomparable.


4 comments:

El viejo cantor said...

no estoy seguro si me gusta más la canción, o lo sexy de esta mujer...

El viejo cantor said...

por cierto, soy diego..

mafer said...

buena reseña mac!!!! yo me la pasé pkm!! y gracias al poder de 2 icees (q desde q tenía como 15 no bebía) estuve hiperactiva y decidimos recorrer el lugar como 3 veces hasta obtener el mejor spot, y sí.. acabé casi metida en el slam, jajaja...

will there be enough water me mató, q canción! pero sobretodo la interpretación. Al igual que tú no estaba muerido por ir, pero me llevé un gran sabor de boca, valió mucho la pena, y creo que ahora solo queda esperar a q vengan The Kills jejeje..

Saludos!!

luz elena said...

casi me da un par de madrazos la gordita de enfrente con sus multiples head-bangings...lo valio totalmente