Saturday, December 17, 2011

Querido Satán Clos

Este año soy poco exigente. Quiero: una bici, un Play Station 3 con el Fifa 12 incluído y mi título de Ingeniero Biomédico. No estaría mal que me trajeras algo de fuerza para soportar la época de elecciones sin perder pelo, ganar canas o engrosar mi fibra sociópata con insaciable sed de muerte y sangre. Te agradecería un candidato presidencial serio y comprometido (ciudadano, por supuesto); y ya que estás en eso, una embolia fulminante para toda la clase política. TODA, sin excepciones partidistas ni miramientos. Se perderán algunas buenas almas, pero son pocas y han probado ser intrascendentes.


Por cierto, agradezco el adelanto con De La Madrid, pero ni creas que con eso basta, dije TODA.

Thursday, December 15, 2011

El alcance de la voz

Internet lo tiene todo. Tiene maneras de mantener amistades que no te interesan lo suficiente para esforzarte. Aplicaciones para modelar con tu personalidad, o bien para modelar tu personalidad. Tiene tiendas de todo tipo, todos los libros y el conocimiento del mundo; eso sí, bien escondido en toneladas de paja cibernética. Tiene mucha pornografía. Tiene causas sociales, políticas, movimientos internacionales, noticias en tiempo real… y mucha, mucha pornografía.

Internet es un nuevo universo donde puedes crear tu “second life”, elegir tu avatar y tu nickname, guardar tus datos más íntimos y personales a 8 caracteres de cualquier hijo de vecino, y describirte a ti mismo en 140 caracteres más. Defiende sus “leyes y códigos”, promueve estratos sociales y tribus. Modela la historia.
Internet te brinda la información necesaria para quejarte de cosas nuevas, decepcionarte de la humanidad a nuevos niveles, y reclamarle al mundo nuevas aberraciones. Además, nada tonto este internet, te brinda varios millones de lugares nuevos dónde gritar que que todas esas cosas están mal. Ya no basta quejarse: hay que twittearlo y crear trending topics; hay que crear grupos en facebook y promover eventos ficticios; hay que bloguearlo para que tus 15 lectores te acompañen en la queja o te digan que eres un amargado fatalista; hay que compartir la nota de CNN que te recuerda que tu país está hundido en uno de los peores momentos de su historia; hay que ver al Dr. Simi bailando en youtube para pasar el trago amargo con una risa.

Una vez un amigo comparo twitter con una montaña solitaria donde puedes gritar a todo pulmón sin ser escuchado, una especie de ciber-catarsis. Ese es el problema de internet: Lo que ha cambiado muy poco con toda esta revolución informática es, tristemente, el alcance de la voz. Ahora podemos gritar en muchos lugares más, y mucho más grandes. Pero lo que veo es que nuestra voz se vuelve aún más minúscula ante el imponente rugido de una sociedad conformista y ordinaria.

El internet socialmente es una herramienta interesante. Pero seamos sinceros: la sociedad actual con la herramienta de la red, no es más productiva que un simio con una calculadora. ¡Menuda herramienta! (Dirían mis amigos gachupines)

Saturday, October 08, 2011

No sólo en México... pero

Vengo casi bajándome del avión. Entre las primeras cosas que les dije a mis amigos, es que me paren en seco si me aviento cualquier comentario malinchista típico de los recién retornados del viejo continente. No estimado lector, no creo que la gente sea "más bonita en Europa"; ni que los alemanes tengan una industria más exitosa y sólida porque tengan un intelecto superior; ni que la educación que recibí en México sea de ninguna forma inferior al nivel educativo que percibí en mi tiempo allá. Es más, para los amantes de Paris, les confieso que Paseo de la Reforma me parece una avenida con mucho más estética y vida que los Campos Eliseos. Y la queja que quiero huacarearles (en el más comunicativo de los sentidos) esta plácida noche de insomnio, no sólo se da en México, pero vaya que se da bien.
Les planteo una situación hipotética... o real. Tú organizas algo con poco tiempo de anticipación. Sin embargo el trajín frenético de esta maravillosa ciudad permite que la gente confirme de manera eficiente y puntual. Hay quienes no lo hacen. No te puedes quejar, la premura de tiempo fue cosa tuya. Sin embargo, dos horas y media después de la cita original recibes varias, a veces demasiadas, cancelaciones de último minuto (por decirlo así, porque en realidad se dan mucho después de un "último minuto"). Ya de por sí, esas cancelaciones son un poco de mal gusto, pero tienen la cortesía por lo menos de anunciar su falta. Otros, confirmados y todo, ni siquiera tienen la delicadeza  de avisar, y simplemente no se presentan. Y finalmente están los que sabiendo que su presencia era de relativa importancia (y con plena seguridad de que estaban más que enterados) nunca confirmaron. Tal vez buscando tener el pretexto de "yo nuca te dije que caía". En mi opinión sigue siendo una terrible falta de cortesía.
Hoy, días después de regresar de un lugar en donde 5 minutos de impuntualidad eran mal vistos, he decidido que LA INFORMALIDAD se ha convertido en uno de los más graves delitos en mi pequeño mundo de fantasía, penado con muchas horas de esperar en metro Pino Suárez a algo que nunca llegue. Ni hablar de la impuntualidad (una de sus más comunes formas). Es cierto, yo soy tremendamente impuntual. Sin embargo siempre he tratado de anunciar cuando voy tarde, y no hacerlo cuando sé que la gente me espera sólo a mí en un lugar donde esperar no es cómodo. Llegar más de media hora tarde a una cita personal (no a eventitos multitudinarios) y ni siquiera tener la delicadeza de avisar es un insulto pasivo. No se trata de comparar lo que se hace en otros países, pero no puede dejar de ser mucho más molesto cuando vienes acostumbrado a otras cosas. Pero bueno, todo esto es meramente hipotético... o no.
Hace unas semanas les comentaba algunos compromisos sencillos de cambiarle la cara a nuestro país. Hoy les comparto uno más, por lo menos de mi parte. A partir de hoy, me esforzaré el doble por ser puntual, y por nunca tener los desplantes de descortesía que tanto me molestan. Y como aquella campaña de "al que roba, dile LADRÓN", yo comenzaré mi pequeño moviento personal "al que llega tarde o no se presenta sin previo aviso, dile ME ROMPE LAS PELOTAS TU INFORMALIDAD". 
Habló mi insomnio, con o sin una carga de sensatez. Descansen todos.

Tuesday, August 30, 2011

La de un charco

Han leído un día completos los threads de mensajes (en fotos y estados) que les pone el feed de facebook (el muro de noticias, pues). Seguramente no, no creo que sean tan frikis, o tan adictos, o que no tengan nada más trascendente que hacer en sus vidas. A mi hoy me dio por hacerlo con el fin único de hacer este post. En facebook hacemos diálogo por las razones equivocadas. Ejemplos:
  • Fotos ridículas.
  • Fotos “chidas” de viejas que necesitan piropos diarios para compensar los golpes que azotaron a su autoestima durante la adolescencia (i.e. “Que wapa t vez amiwi!!!! Super SXY ;-) te AMO mil!!! [y espero que tú me pongas algo igual ahora que suba mis fotos de espejo en el baño]”)
  • “No NoS hEmOs ViStO eN aÑoS ;* <3 [la neta simplemente no nos ha interesado vernos en años… y probablemente tampoco nos veamos en años por venir.]”
  • Lady Gaga tiene un nuevo peinado, alter ego o caprichito populachero.
  • “Me voy a Playa wey”
  • “aMaMoS a ToDo El MuNdO!! [porque nuestro nivel de autoestima es deprimente]”.
  • Vendo ropa y zapatos.
  • Compro ropa y zapatos.
  • No sé de nada en la vida más que de zapatos.
  • Cómo has estado??!!! Saludos!!! (i.e. no eres tan importante como para marcarte y hacer esto más ágil, ni tan dispensable como para pasar por alto tu existencia)
  • Mi BB está fallando, no me mensajéen – Por fin tengo BB!! Pásenme sus PINs – (o mi favorito) Perdí mi BB mientras estaba pedo ayer, el mundo ahora es un lugar lúgubre :’-(
  • Ya me voy a dormir
  • Ya me desperté
  • […] Ladies de Polanco […]
  • […] (Tema superfluo del día) […]
  • Filosofía de caja de cereal Kellogg's
  • Poesía burda estilo Mariano Osorio
  • Discursos motivacionales tan polivalentes e inespecíficos que se convierten prácticamente en horóscopos.
… y demás trivialidades
El único día que vi esta dinámica cambiar un poco murieron 53 personas en el acto más impactante que me ha tocado presenciar en mi país (Sí, sí, sigo traumado con eso… ¿neta tú no?). El efecto duró un día y medio. ¿Será que nuestra memoria es de corto plazo?, ¿O seremos insensibles ya a todo esto?, ¿O de plano si es más interesante el nuevo look de Gaga?. No me malentiendan, yo también twitteo y facebookeo trivialidades, pero sería agradable de vez en cuando ver un poco más de seriedad en mi feed. LA DE UN CHARCO, esa es la profundidad de la comunicación en facebook.
Una idea de esas locas por las que quemaban gente en la inquisición: ¿Y si hacemos un día de la semana para mostrar seriedad en las redes sociales? Sólo uno a la semana… O uno al mes… O de perdida a ver si le subimos 2 rayitas a la profundidad de nuestros updates… Ahí le encargo de favor, joven…

Sunday, August 28, 2011

5 batallas...

... que nos toca librar en esta guerra. 5 canchas en las que nos toca jugar. Llámenle como quieran, pero tómenlo en cuenta. Lo que está pasando en nuestro país hoy se encuentra más cercano a nosotros que nunca. No se trata de matar narcotraficantes por propia mano (que hay gente que lo hace), ni tampoco de derrocar al gobierno. Se trata de cosas sencillas que están a nuestro alcance. Si estás de acuerdo, compártelo con más gente. Si no estás de acuerdo opina, comenta. Pero no lo pases por alto. Este espacio no sólo lo abrí para publicar sandeces, de vez en cuando también me gusta promover ideas, y me agrada mucho en esos casos recibir retroalimentación.
Piratería
Poco se habla al respecto, pero la piratería es una de las “vacas lecheras” de uno de los cárteles más importantes del país. Más allá de la discusión sobre la validez de la piratería como un control de los precios del mercado, o como una fuente de subempleos, hoy por hoy forma parte de una cadena delictiva que desemboca en actos como el de la semana pasada en Monterrey. Si no quieres pagar por un disco, por lo menos tampoco financies las campañas del narcotráfico. No compres piratería, ni lentes robados, ni ropa robada. Crítica abiertamente a quienes lo hacen de manera constructiva, explica tu punto, no sólo los insultes.
Corrupción
Todos sabemos que este es uno de los más grandes cánceres de nuestro país. Uno de los más sólidos legados de nuestra maravillosa época revolucionaria del siglo XX. Sin embargo pocos hacen algo por cambiarlo.
Muchos piensan que dar mordida es la única manera de lidiar con los policías. Lo que no saben, es que muchos policías incluso pasaran por alto sus faltas si se niegan a dar una mordida y exigen su multa o su arrastre. NO DEN MORDIDAS. Si el policía lo pide, tomen su número de matrícula discretamente y repórtenlo. No le digan que lo van a reportar para evitar abusos. Infórmense, conozcan cuáles son los medios para denunciar este tipo de faltas. Aunque no lo crean, estas pequeñas formas de corrupción provocan que la policía tenga una ética profesional y social cada vez más retorcida. Hoy reciben sobornos de ustedes, mañana de un grupo delictivo.
Y esto no se acaba en las malas costumbres con los policías. Si conoces prácticas fraudulentas de empresas que piden mordidas, denúncialas. Existen iniciativas de ley, y leyes ya promulgadas para lidiar con esto. Infórmate. Lo mismo con los funcionarios públicos que se nieguen a hacer su trabajo. Sé lo que es lidiar con imbéciles burócratas, pero por lo menos pónselas difícil. Ten todos tus papeles en regla, haz las cosas correctamente, soporta el trajín burocrático. Si no te dejan opción más que los sobornos, primero repórtalos, luego decide si vale la pena seguir colaborando con este importante vínculo de la cadena de delincuencia en nuestro país.
Impunidad
Es cierto, es un suplicio denunciar en nuestro país. Levantar un acta por robo es a veces más chocante que el robo mismo. Pero esto es precisamente por toda la gente que se niega a hacerlo. Denuncia. Siempre que seas víctima de un delito, denuncia. Gasta un día, pide el tiempo libre en la oficina, deben otorgártelo. Dales trabajo a los imbéciles empleados de las delegaciones. Cánsalos. Llénalos de papeles hasta que entiendan que si no son más productivos, no van a poder cumplir sus responsabilidades. Dale seguimiento a tu caso. Molesta a la gente encargada. La impunidad en México se alimenta de todos los que sólo levantan actas para hacer válidos sus seguros.
Consumo
Reportes de la ONU hablan de que el 61% de los ingresos del narcotráfico provienen de la venta de marihuana. Las cifras muestran que aún dentro de México es un negocio increíblemente rentable. Parece broma, pero los grupos intelectuales de clase media alta, esos que más critican al gobierno, que más exigen soluciones, que más se las dan de “motores de cambio”, son uno de los mayores consumidores de marihuana del país. Es cierto, el problema de consumo más grave está en Estados Unidos. Mientras no se hagan cosas al respecto allá, esto no va a parar. Pero con qué cara exigen que Estados Unidos controle su consumo, cuando ustedes forman parte de esta cadena de manera directa. Si piensas que la marihuana debería ser legal, sigue levantando la voz en las instancias correctas, sigue promoviendo ese cambio, pero en el ínter no financies a la gente que está convirtiendo el norte del país en un campo de batalla.
La gente exige que el presidente renuncie, que se negocie con sociópatas y asesinos, que se hagan actos excepcionales para frenar lo que está pasando en el país. ¿Y qué con los actos excepcionales que ustedes pueden hacer? Yo no condeno el consumo de ninguna manera, no creo que los consumidores de marihuana sean delincuentes ni mucho menos. Sin embargo sí creo que la situación actual amerita un poco de compromiso. No consumas, no fomentes el consumo. 
Participación
Habla. Es cierto, los cacerolazos no van a acabar con los problemas del país. Los twitts no van a ser leídos ni por el presidente ni por el Chapo ni por nadie trascendente. Las manifestaciones van a acabar en su mayoría como meras anécdotas. Pero todo eso sirve como motor para comenzar a mover a más personas. Si más personas se mueven, más esfuerzos acaban dando fruto al final. Pero más importante que hablar, actúa. Participa en agrupaciones sociales que beneficien al país. Y si no correspondes a ese tipo de actividades, sólo trabaja de manera honesta. Eso es ya bastante para comenzar a resanar al país. Y por favor dejen de criticar las formas de protesta de otros. Si no les parece, no las sigan. Si creen que podrían mejorar sus métodos, propongan como. Dejen de quejarse de la manera en la que otros se quejan. Es perfectamente válido opinar, pero mantengan sus opiniones constructivas.
También vota. Aunque no votes por nadie. Ve y demuestra tu compromiso con el país (Si es que de verdad lo tienes, y si no simplemente deja de quejarte, no tienes ningún derecho). Lee las propuestas de la gente por la que vas a votar. No sólo para la presidencia. Conoce quiénes son tus legisladores y tu delegado (o presidente municipal, en su defecto), cuáles son sus propuestas y exígeles cumplimiento (Les recomiendo el sitio krikket). Si no crees que haya un candidato que merezca tu voto, anúlalo. Pero ve a la casilla a hacerle saber al país que estás enterado, que estás preocupado y que crees que merece algo mejor. Si un día la anulación de voto pelea los primeros lugares de una votación, entonces no habrá discusión sobres “si es necesaria una reforma política”, sino sobre “cuál es la reforma política que hace falta”.
+ + + + + + + + + +
Estas son 5 cuestiones relativamente sencillas con las que puedes apoyar a que el país cambie de rumbo. Yo sé que es utópico pensar que todos vamos a cambiar, pero empezar por uno mismo y promover estas ideas es un buen inicio. Insisto, siéntanse libres e incluso invitados a comentar y compartir.

Friday, August 26, 2011

Me duele mi país



No son los 53 muertos de Monterrey. Ni los 72 de Tamaulipas. No son los operativos “quirúrgicos” en Cuernavaca para atrapar a Beltrán Leyva. Tampoco las granadas en Morelia, los más de 15,000 muertos de 2010, o los más de 1000 menores muertos en lo que va de una guerra en la que todos vamos perdiendo. No son las historias que lees en periódicos amarillistas y que no encuentras en publicaciones serias (historias que hace años hubiera desestimado, pero hoy me cuesta dudar de su veracidad).
Lo que hoy me lleva al borde de las lágrimas es acordarme de cómo éramos antes de eso. Apenas ayer, mientras en Monterrey un grupo de sociópatas preparaban un ataque infame a la población civil, un tipo me preguntaba en un minisúper de Alemania de dónde venía. Le dije orgulloso que venía de México. Su reacción fue sonreír y emular a un tipo disparando un arma de alto poder, a lo que agregó en tono juguetón “Mexico!! Drug Mafia!!”.  Si hace 10 años hubiera pasado lo mismo, seguramente aquel hombre hubiera dicho “Tequila, Sombrero, Hugo Sanchez”. Creo que prefería los estereotipos de antes.
Cómo le explicas a la gente que no lo conoce, que tu país es más de lo que ven en los periódicos. Y peor aún, ¿cómo te convences a ti mismo de que esa violencia aún no rebasa todas las bondades que ofrece nuestro país? ¿Cómo lavas tu orgullo de ser mexicano?
Es increíble que a estas alturas, vivir en la Ciudad de México es un privilegio en términos de seguridad. Sí, te pueden asaltar igual que hace años, te pueden llevar de paseo unas horas, golpearte y dejarte en la calle sin zapatos, sin reloj, sin dinero y con un buen susto. Pero por lo menos está cabrón que te atravieses en una balacera entre el ejército y algún cártel.
Hizo falta un ataque sin precedentes en una de las ciudades más importantes de nuestro país, para que muchas personas que generalmente prefieren “no voltear”, alzaran su voz en señal de hartazgo, de indignación. Ahora sí, hoy todos hablamos de lo mal que está México. Hoy todos nos quejamos. Hoy todos somos víctimas. Y ahora, ¿qué hace falta para que todos dejemos de hablar, y comencemos a actuar?, ¿estamos esperando a que la situación sea insostenible?, ¿cuándo vamos a dejar de dar mordidas?, ¿cuándo vamos a promover un cultura de respeto?, ¿cuándo vamos a dejar de menospreciar al indígena, al provinciano, al chilango, al pipope, al regio, al puto, al mocho, al ateo?
Nos jactamos de ser una sociedad “bien incluyente we… bien cosmopolita we… somos una mezcla de razas we”. No somos una mezcla de nada, somos mexicanos. Y nos guste o no, nuestras decisiones, nuestro trabajo y nuestros actos afectan a otros 120 millones de mexicanos. Nos guste o no la lamentable política que practican nuestros gobernantes nos afecta directamente.
Estas semanas, aún antes de lo ocurrido en el Casino Royale de la capital regiomontana, empezaron a circular diversas iniciativas. No se trata de hacer paros, marchar hacia un edificio para hablar con sus paredes o tomar las armas y hacer esta guerra aún más nuestra. Se trata de cambiar al país desde sus raíces. En la manera en la que actuamos, en la que damos el ejemplo, en la que educamos. Trabajar mejor, respetar al vecino, no tirar basura, respetar las leyes, pagar impuestos como debes. Son cosas básicas, pero que pocos hacen. Levantar la voz es un buen inicio. Comprometerse es aún mejor. Yo me comprometo a trabajar por un México mejor. ¿Y tú?

Wednesday, August 17, 2011

Volar por RyanAir


No les voy a platicar la historia de cómo casi pierdo un vuelo… o dos, o tres. Ya los he aburrido con esas historias durante toda mi vida. Me ahorro la pena de contarlo y les acepto los comentarios usuales (“Pinche Mac [inserte insulto y/o descripción cómica de mi falta de atención y organización]”). No, mejor les platico algo por lo que muchos hemos pasado, y muchos más pasarán.
Cuando viajas a Europa durante un periodo relativamente largo, nunca falta el viejo conocedor que te recomienda: “no m*am+s wey, checa los vuelos de Ryan Air, puedes cruzar Europa por 10 Euros”. Eso es RELATIVAMENTE cierto. De hecho Ryan ya no es tan barato. Son muy limitados los boletos inferiores a 30 euros, y los tienes que apartar con mucho tiempo de anticipación, y en temporada alta, ni soñando. Aunque sigue siendo la aerolínea más barata. Pero, como dicen en mi pueblo, lo barato sale caro.
Volar por Ryan Air es toda una experiencia. No voy a decir que sea una pésima experiencia porque prefiero ser amablemente sarcástico, así que la calificaré de “folclórica”. Primero llegas (casi tarde) al check in. Ni se te ocurra no llevar tus boletos impresos, porque te cobran 40 euros. Documentas la maleta (lo cual cuesta 25 Euros) que no se puede pasar de 15 Kg. (8 Kg menos de lo que cualquier aerolínea respetable te permite documentar sin costo), y pasas a la sala de espera. ¿Tienes ganas de sentarte después de las prisas?, pues ni lo intentes. Ryan no numera sus asientos, así que desde el primer momento debes estar formado como res, para tratar de entrar al avión antes de que te toque el lugar junto al gordo sudoroso que nadie quiere.
La revisión para abordar varía de país en país. Pero es generalmente tediosa, exagerada y hasta ofensiva. El personal de Ryan demuestra que sus sueldos y su educación son proporcionales a los costos de sus vuelos. Mueven a su masa de “pasajeros budget” (o estudihambres mochileros) como manada de ovejas con la consigna “córrele que te va a dejar el avión”. Sólo para llegar a la sala de abordaje y hacer otra fila de mucho tiempo, esperando a que su avión salga, casi siempre tarde. El abordaje es una escena digna de rebajas en Zara. Con la ya mencionada falta de numeración en los asientos, la instrucción es: Apañe usted.
El vuelo es como un infomercial de 2 horas. Las instrucciones de seguridad en caso de emergencias te hacen darte cuenta de que, en caso de emergencia, flojito y cooperando porque seguro te mueres con el equipo rascuacho que tienen. Los asientos no son más incómodos, porque calificarían como instrumentos de tortura. Las sobrecargos tienen el humor y la delicadeza de un político mexicano. Toda la travesía me recuerda aquellos sketches de Andrés Bustamente promocionando “Viajes Ponchito”. Pero nada importa, porque al final del día, porque Ryan es una compañía seria (Y porque agregan unos 35 minutos al tiempo real de vuelo), llegarás a tiempo y escucharás un hermoso jingle que te alegrará el día…
… Seguido, claro, del sarcástico aplauso de la horda de pasajeros torcidos y maltratados. Pero, ni hablar… Ryan es una compañía barata, en todo el extenso sentido de la palabra.

Tuesday, August 09, 2011

Sobre cerveza Belga

Detalle cultural para los amantes de la cerveza Belga: Ésta es la VERDADERA cerveza tradicional Belga. La que no se consigue en otro lado. Sólo se puede vender en las cercanías de la cervezera por su proceso de fermentación (espontanea con levaduras salvajes), que se mantiene idéntico desde hace más de 100 años. 

Y por más fama que tenga la chela de Bélgica, esta (su orgullo local) sabe más a vomitar cerveza que a tomarla. No es broma, presume un sabor ligeramente ácido. Yo diría un sabor notablemente ácido-gástrico. Pero vale la pena probarla como experiencia... o de eso trato de convencerme.

Y para los que quieran el dato más interesante (las que si pueden conseguir en otros lados) ahí les va. Después de un tour de Chelas en Bélgica, probando por lo menos 12 variedades de distintas marcas, lo mejor que me ha pasado en términos de fermentados de cereales y lúpulo se llama Trappistes Rochefort 10. Una delicia morena de 11.3% de alcohol, con un sabor ligeramente dulce, y cuerpo perfecto, denso pero no pesado. Si la ven en algún bar pruébenla. No puedo asegurarles que sea la chela que más les guste a ustedes, pero les aseguro que si será de lo mejor que prueben. Consejo para el buen conocedor: Si van a Bélgica, nunca pidan una Trappistes Rochefort 10, ni mucho menos una Trappistes 10. El término Trappistes es sólo el nombre de este género de cerveza (Es como decir "me traes una corona clara"), basta decir una "Rochefort 10" para que no te vean con cara de turista... como a mí.


Sunday, May 08, 2011

The Champions!! (El partido)

Este post corresponde a la segunda parte (de un total de 3) de una historia que comenzó con la ida. Haz click en ese vínculo si deseas leer el segmento previo.


Una vez con mi boleto en mano, y habiendo comprado el souvenir de rigor (la bufanda oficial del encuentro), pasé los torniquetes de la Veltins Arena. Me pegaron un sustito, porque la primera vez que lo intenté, el boleto no pasó y el mai que atendía me dijo algo como "Tu boleto está mal" (ya se imaginarán que mi alemán es bastante pobre); pero justo cuando mis gónadas estaban trepando hacia mi garganta, me señaló "Tor West 1" en el boleto, sólo estaba en la puerta equivocada.

Curado del sobresalto, entré al estadio con ánimos de turista japonés en Nueva York. Le tomaba fotos a todo. Entré al baño y noté el detalle de que los mingitorios tienen una velita en el fondo como a manera de "orine aquí, ahórrele trabajo al limpiabaños". Me pareció un poco ridículo. Le iba a tomar una foto también, pero en ese momento entró alguien más al baño y pensé que sería aún más ridículo yo tomándole una foto a un urinal. Si encuentro otro con la velita, les prometo postear la foto.

La gente no entra a los estadios temprano como en México. El acceso es rapidísimo, controlado pero no tan estricto como el de nuestras tierras Aztecas. Será que estamos un poco más locos. La cosa es que a 20 minutos del encuentro, las gradas seguían vacías. Pero apenas comenzaron a sonar algunos mensajes del sonido local marcando el inicio de los rituales y los cánticos, eso se llenó a su máxima capacidad. Quedé a sólo 4 secciones de la barra del Manchester, pero para mi buena suerte había otro aficionado al Manchester en mi sección, y quedó justo en el siguiente asiento. "So, you come from the UK..." - "No, I'm german" - "¿And why do you root for Manchester?" - "WHY??? BEST TEAM IN THE WOLRD MAN!!".

Pues sí, eramos dos fanáticos a los Diablos Rojos en medio de un ejército de hinchas del Schalke. Pero finalmente era algo de compañía, alguien con quien platicar y jugar al asistente técnico de Ferguson. Aproveché el tiempo en el que los jugadores saltaron a la cancha a calentar para bajar lo más que pude (al ras de la cancha practicamente) a tomar unas fotos. Tuve a Wayne Rooney y a Edwin Van der Sar a menos de 10 mts de distancia. Rooney es un mamonzazo, apenas en los calentamientos ya empezaba a mentarle la madre a un miembro del cuerpo técnico por mandarle dos pelotas con mala dirección. Regresé a mi asiento cuando los jugadores regresaron a los vestidores para alistarse.

Sonó el himno del Schalke, el ambiente era una locura. Mis respetos para la afición de Gelsenkirchen, unos locos escandalozos. Era impresionante el alarido cuando en el sónido local proclamaba: "SCHALKE!!!", y la gente respondía "NULL, VIER!!!!" (0-4). Con todo y eso, eran tremendamente respetuosos. Nunca escuché un insulto hacia mí por ir notablemente apoyando a los ingleses (bufanda y jersey). Un par de bromas, y nada más. Escuchar el himno de la Champions en vivo, mientras salía el Manchester United a la cancha me puso la piel chinita: "Die Meister, Die besten, Les grande equips, THE CHAMPIONS!!!"... ufff.

video

El primer tiempo se diluyó en mis mentadas de madre. Creo que la gente de alrededor aprendió un poco de español, empezando por: "No mam+s!!! P*nche Chícharo c^br~n, ya métela!!!". Y no era para menos. El "Little Pea" tuvo para anotar 4 goles en la primer mitad, y justo en la portería que estaba cercana a mí. No fue así. Neuer (el portero del Schalke) se lució en este partido. Medio tiempo, y nada que decir sobre el Schalke. Raúl pudo no haber salido a la cancha, Farfán lo mismo. El sistema para comprar comida y bebidas es treméndamente complicado, así que decidí esperar en mi asiento a que arrancara la segunda parte.

Segunda parte. Otra vez el ManU encima, y tras otro par de atajadas de Neuer, por fin Wayne Rooney le filtra un balón de gente grande a Ryan Giggs, y el galés no desperdicia. Fue el minuto 66 y cacho, creo que tuve un microorgasmo (Ay, pero que pinche vulgar Mac). Me levanté del asiento como con resorte y estaba a punto de gritar a todo pulmón, cuando vi a mi compañero Manc-unian de junto, me sonrió y dijo: "Easy... keep it quiet". Ok, los aficionados alemanes son respetuosos pero no les agrada que les festejes un gol en la cara. Festejamos en corto. Para mi tuvo un extra ver un gol de Ryan Giggs, sin lugar a dudas mi jugador favorito de la plantilla del Manchester United. No gente, no es el Chicharito, aunque no niego que me quedé con ganas de festejar un gol suyo.

Apenas 2 minutos después vino el segundo gol, con el extra de que el pase para gol lo puso el mexicano. Rooney definió entre las piernas de Neuer. El partido estaba liquidado. Una vez más, un festejo en corto, y de pronto éramos las dos únicas personas sonrientes en toda nuestra sección. No pasó mucho más, excepto que al 73 el Chícharo fue sustituido, y entró el brillantísimo Paul Scholes. No necesitaba más: Vi un gol del genio Ryan Giggs, uno del niño malcriado, y vi a Paul Scholes en acción. Ya había visto al ManU en México hace poco menos de un año en la inauguración del Omnilife, pero créanme, no es lo mismo verlos jugando a tope.



El árbitro pitó el final. Tratando de ser amable le dije a la gente de alrededor "Aún no esta acabado, recuerden lo que hizo su equipo en el Giuseppe Meazza" (se violaron 2 - 5 al Inter de Milán). Un aficionado me respondió "Es Old Trafford, ese partido ya está perdido". Salí del estadio con una sonrisa que no se me quitó en mucho tiempo. En el fondo se escuchaba a la famosa armada roja de Manchester cantando: "Wemb-e-ley!!! Wemb-e-ley!!! We're the famous Man United and we're off to Wemb-e-ley!!! No pudo ser más perfecto. Pero era hora de volver a casa. 

Tuesday, May 03, 2011

Otro Barça - Madrid... A ch*** a su m*** los dos

Sólo tengo un breve comentario que hacer al respecto del partido que se jugará en una hora. Hemos tenido 4 clásicos ya este año. Independientemente de quién los haya ganado, todos me han decepcionado a muchos niveles. Hubo una época en la que estos partidos los jugaban caballeros, eminencias del fútbol. No vedettes y divas que sólo dañan al juego. Los dos equipos más poderosos del mundo no juegan al fútbol, juegan a las muñecas. Son unos llorones, y manchan el nombre de estos dos equipos.

Hoy no me importa quién gane. Hoy estoy enojado con el fútbol que pratican estos dos mediocres. Y aunque no lo crean, aún si el Madrid logra una remontada histórica el día de hoy (que debo decir que no los creo capaces), no lo festejaré. Si pudieran perder los dos yo sería más feliz. Ojalá el fútbol triunfe en algunas semanas, y un equipo más interesado en el deporte que en los periódicos y las patadas sea campeón de Europa. ¿Por qué pienso así?... aquí algunas pruebas:

Esto es una desgracia, una triste burla al fair play. A este trío deberían sentarlo y cargarle una multa millonaria para que aprendan a jugar como hombrecitos.

Esto es de cárcel... ni para amarilla. Y Busquets todavía hace un gesto de reclamo por la "actuación" de Xabi.

Esto es para partirle la madre a Arbeloa. Final de la Copa del Rey, con el partido aún empatado.

Y de esto ni hablar, ya todos la conocemos. Pésimo lo de Pepe entrando así, lo toque o no lo toque, es una irresponsabilidad hacia sus compañeros de profesión. Y lo de Alves es tristísimo. No lo tocan, si lo tocan, apenas lo rasguñan. Pero el tipo cae como si le hubieran dado un balazo.

Estos dos no son los mejores el equipos del mundo... esto son unas putas de cabaret. 

Friday, April 29, 2011

The Champions!! (De ida)


El pasado martes fui por primera vez en mi vida a un partido de Champions League. Y qué mejor para mí que este incluyera al equipo que más admiro en Europa: El todopoderoso Manchester United (No uso el término 'equipo de mis amores', porque eso sólo lo son los Pumas). Y no, para quienes no me conozcan, esto no tiene nada que ver con la fiebre del Chícharito. Ya me daré el tiempo de explicarlo ahora que haga mi post previo a la final de la Champions.

Cómo sea, esta experiencia estuvo plagada de pequeñas anécdotas ocurridas todas en 30 horas, desde que salí hasta que regresé a mi departamento en Saarbrücken, Alemania. Así que vale la pena platicarselos por partes, primero sobre el viaje de ida, después el partido, y finalmente sobre el regreso.

El partido se llevó a cabo en Gelsenkirchen, al oeste de Alemania. Aproximadamente a 6 horas en tren de Saarbrücken, mi pueblo. Tenía planeado darme una vuelta por Essen, una ciudad aledaña a Gelsenkirchen (más agradable según me cuentan), dónde los Diablos Rojos hicieron base para este partido. ¿Quién quita y me los encontraba? Para esto salí de la estación de trenes de Saarbrücken a las 9:00 am para llegar a Essen a las 2:45 pm. Tendría dos horas y media para dar vueltas por Essen, y llegar tranquilo a la Veltins Arena a las 6:00.

Tomé sólo trenes regionales con objeto de ahorrar. Cuando uno recién compró un boleto de una semifinal de Champions League, su economía entra en crisis. Para quienes no conozcan, estos trenes hacen paradas en intervalos menores a 10 minutos (sí, es algo desesperante). Eran las 9:32 cuando el tren paró en la estación de Merzig. Y justo cuando el convoy arrancaba, me di cuenta de un error fatal: No llevaba mi cámara. Esto no era una falta dispensable, no era una de esas cosas que se resuelven con un "bueno, nimodo, ahí pa' la otra chavo". Ahí pa' la otra mis hu+v*s... me regresé en la siguiente parada. Para mi mayor molestia, la siguiente parada tardó 25 minutos. La única así de lejana. A las 9:55 estaba en Saarburg, bajé y tomé a las 10:05 un tren de regreso.

Comencé a preocuparme por el tiempo. El boleto lo "aparté" vía eBay, pero por unos problemas que tuve para pagar (porque soy un p*nche neofito en eso del PayPal), iba a pagar y recibir el boleto afuera del estadio. Mi cita con el Sr. Jeschke, el hombre de la agencia de viajes que me lo vendía, era a las 6 en punto en el estadio. El siguiente tren hacia Koblenz salía a las 11:04 am, perfecto tiempo para llegar a Gelsenkirchen a las 5... olvidémonos de Essen, no hay problema. El problema era que mi tren de regreso llegaba a Saarbrücken a las 10:55 am. Tendría 9 minutos para ir a mi departamento y regresar a la estación ya con la cámara. Ese tiempo me toma generalmente ir a la estación desde mi depa y con prisa. 9 minutos ida y vuelta cargando una mochila con una lap-top, parecía era una misión semi-imposible.

Bajé del tren corriendo. Salí de la estación corriendo. Llege a mi depa corriendo, y tome el elevador porque si subía escaleras me iba a ahogar. Tomé la cámara, azoté la puerta, y rodé hacia abajo por las escaleras. Corrí la mitad del camino, hasta que ya no pude. Empecé a caminar lo más rápido que podía. Al ver la estación, vi mi reloj: 11:04... Corrí con las últimas fuerzas que me quedaban, subí las escaleras sacando energía del miedo a perderme ese partido. Y ahí estaba el tren... a 20 pasos. Pero justo cuando salí de las escaleras... shk shk shk shk shk shk...

El siguiente tren salió a las 12:05 pm. Llegaba a Gelsenkirchen a la 5:57. No había manera de llegar a la Arena 6 en punto. No quedaba más que marcarle al susodicho señor Jeschke y decirle que iba a llegar tarde. No sabía que tan problemático fuera eso considerando la puntualidad de los alemanes. Finalmente, me dijo que no había problema, que me veía 6:30 en la entrada del estadio, que le marcara al llegar. El trayecto de ida fue tranquilo, sin mayores problemas. Habré pasado unas 15 ciudades, entre ellas Koblenz, Colonia y Bonn. Estas últimas dos debo visitarlas, a primera instancia se ven hermosas. El soundtrack corrió a cargo de Bersuit Vergarabat, un tanto ecléctico al conjugarse con las imágenes de la ventana, pero muy agradable.

Una vez en el estadio, a las 6:35 le marqué a este tipo, y no me contestó. Una, dos, tres veces. Y nada. A las Ya casi a las 7 comencé a preocuparme de verdad. Pensé en la posibilidad de que me hubieran metido un golazo por animal, o por impuntual. Estaba al borde del colapso, en medio de la hinchada del Schalke, cuando por fin recibí la llamada más chingona que he recibido en mucho tiempo: "Mr. Otero, got your ticket. Meet me at door Ost 2". Tenía boleto:


Thursday, April 14, 2011

Lo prometido es deuda

Había yo dicho que iba a llenar este blog de necedades una vez establecido en Alemania, y que así sea. No lo había hecho antes porque había un exceso en la producción de cerveza de este pueblo, y había que beber mucho para reestablecer los niveles a su punto adecuado. Eso y que no tenía internet. Hoy me llegó mi ruteador inalámbrico, lo cual significa que ya puedo deambular por mis maravillosos 35 m2 de departamento libremente, y seguir conectado a mi hermoso internet de 6Mbps.

Ese es uno de los primeros temas que uno comienza a amar viniendo de un país tercermundista (sin ser despectivos, es un simple término nominal): El internet más pinchito es de 6Mbps, solo cuesta 12 euros al mes, y lo instalan relativamente rápido. Y en cuanto al ruteador, tardó 2 días en llegar haciendo el pedido a Amazon y no me cobraron un clavo de envoi (muéranse de envidia). Sí tiene sus ventajas esto de vivir en el primer mundo (nuevamente, es sólo un término nominal).

Tengo tanto que decir que se me enciman las ideas, pero ya habrá suficiente tiempo. Hay tiempo para todo, y de hecho en este momento estoy usando mi tiempo de trabajo. La mayoría de la gente a mi alrededor no tiene idea del espaniol, así que bien pueden pensar que estoy escribiendo algo trascendente. Pero mi jefa (una de los jefes pues) es mexicana. Así que por el momento ahí la dejamos y voy a regresar a hacer como que investigo. Que por cierto me vendrían bien unas clases de anatomía del cerebro, potenciales evocados y fMRI… entre otras decenas de temas.

Monday, February 21, 2011

¿Por qué no me caen bien los Hipsters?


Espero no ganarme demasiados enemigos con este post. Eso de ir contra una subcultura luego atrae críticas y hiere sensibilidades. La cosa está así: en los últimos meses, en unas cuantas pláticas de sobremesa y carretera, he llegado a una elaboración estructurada de "¿por qué me caen mal los hipsters?". No es nada personal, el que se sienta aludido puede estar seguro que no hablo de él. Este es un ensayo genérico y sin ánimos de ofender a nadie.
Definir a un hipster es complicado. El término es original de los 40's en Estados Unidos, y hacía referencia desde entonces a una subcultura que gustaba de ir contra las modas. En aquel tiempo eran fanáticos mayoritariamente de jazz. Hoy son fanáticos mayoritariamente del Arcade Fire (Que, por cierto, a mi me gusta, aunque de manera más mesurada). Más allá de definiciones formales todos tenemos muy claro el principio fundamental del hipster: ir contra la moda. Son una especie de anti-trendies. Claro que ellos mismos son trendies (son una moda, pues), por lo que a la mayoría de los hipsters no les gusta aceptarse como tales.
De hecho, en el sentido "anti-trendie" yo podría decirme parte de ellos. La diferencia es que yo no repudio el fenómeno de una moda, sino el contenido temático de la mayoría de las modas. Es decir, no me molesta que algo se haga moda, me molesta que Lady Gaga se haga moda. El hecho es que eso no es (tanto) lo que me molesta de esta tendencia hipster de los últimos años.
La cosa con el hipster es lo pretencioso que llega a ser. Por poner un ejemplo claro: una postpuberta a la que le gustaban los Backstreet Boys, podía tener un mal gusto, pero no pensaba que su percepción fuera universal y determinante; no consideraba esta música como una arte elevada. El hipster en cambio es determinista, además de ser profundo conocedor del arte y las percepciones humanas (seh...). Lo que a él le gusta es universalmente artístico, y en ello están los cimientos sobre los que se va a construir el arte durante los próximos 5 siglos. Y si alguien opina distinto, simplemente es un retrograda o no tiene ideas claras sobre el arte.
Una migo lo definió en un término interesantísimo: lo que me molesta de los hipsters es que son "arties". Un fresa amante de Camila entiende su fanatismo como una moda y no va por el mundo predicando la universalidad y potencial permanencia de Camila. Un hipster es capaz de llegar a pensar que la música que le gusta llegó para quedarse y para cambiar las mentes de la gente.
No voy a abundar sobre mi concepción de "lo que es, y lo que no es arte". Si tienen el interés, pregúntenme y nos echamos un café (ustedes disparan). Lo que sí puedo decir es que para mi la música hipster no es más que otra moda que vino para dejar algunos elementos, y se perderá entre alguna nueva oleada de trendies. Y entonces los hipsters tal vez vean que simplemente fueron parte de lo que tanto les choca: un fenómeno del mainstream.

Monday, December 27, 2010

"The Wall" - Roger Waters: El mejor concierto de mi vida

Decir eso después de 61 conciertos a lo largo de los últimos años es fuerte. He estado en primeras filas para ver a Pearl Jam, mi banda favorita, he estado en dos conciertos de McCartney, he estado en conciertos de Radiohead, Muse, U2 (no me encantan pero cargan shows cabrones), Metallica, Bob Dylan y los Rolling Stones entre muchos, muchos otros. Incluso estuve en el Dark Side of the Moon de Roger Waters en marzo de 2007, un concierto cuya producción yo creía insuperable.
Hasta hace un par de semanas no podría decidirme entre todos estos shows por un favorito. Ese de Pearl Jam tenía un valor sentimental especial, y el Dark Side era "la mejor producción", ¿pero tanto como EL MEJOR CONCIERTO DE MI VIDA?... era muy complicado darles ese título. Este 19 de diciembre fui a ver a Roger Waters nuevamente, esta vez con el show de The Wall. Y quién más que él podría superar la producción del Dark Side. Pero más allá de los efectos visuales, que fueron impresionantes, la calidad de sonido - que fue sólo ligeramente inferior a la anterior (un gran logro considerando que fue en el Palacio de los Deportes) -, y lo brillante del disco de Pink Floyd, el show de aquel día tenía algo mucho más grande: profundidad, un discurso social aún vigente después de 30 años, y una progresión perfecta de sonidos e imágenes que lo expresaban con nitidez y emotividad.
En otros conciertos me quedé al borde de las lágrimas. Recuerdo bien Yellow Leadbetter y Black de Pearl Jam (más de una vez) y Here Today de Macca principalmente. Esta vez fue distinto. El concierto me sacó lágrimas en más de una ocasión, me extasió y arrancó sentimientos de todo tipo, ere un puñado de sensaciones y respuestas viscerales. Por dos horas y cacho fui un ente puramente emocional, identificado de manera perfecta con la música y el mensaje que cargaba. 
Puede que suene exagerado para muchos de ustedes, pero sé que aquellos que viven la música con la intensidad que yo la vivo me entienden. No diré más, simplemente los invito a que, los que no lo hayan hecho, busquen la oportunidad de ver ese show (si alguna vez la tienen a la mano), y no la desaprovechen. Y les dejo un breve documental y dos pequeños ejemplos de lo que se han perdido. Pero créanme, es mucho más impresionante en vivo.
Yo por mi parte me prometo a mi mismo que la próxima vez que pueda ver ese show, pagaré boletos de primera fila sin pensarlo dos veces.
Breve docuemntal sobre "The Wall"

"Comfortably Numb"



"The Trial" y un cierre espectacular