Tuesday, December 08, 2009

Like the moon, and the stars, and the sun

Hoy hace 29 años, y a la hora en que se publica esto (11:15 hora del Este de EE.UU.), John Winston Lennon fue declarado muerto en el hospital Roosevelt de Nueva York, 25 minutos después de haber recibido cuatro impactos de bala disparados por Mark David Chapman frente al edificio Dakota.

Poco hay por decir sobre esto. Tanto se ha escrito y comentado, y realmente nada importa. Lennon es sin duda uno de los personajes que más admiro, mi Beatle favorito. Es un hombre que, independientemente de lo que uno piense de sus ideas o su polémica personalidad, ha dejado un legado de música sublime tanto con el cuarteto Liverpool como con su carrera solista.

Mark David Chapman no sólo mató a uno de los artistas más importantes del siglo XX, también nos privó a todas las generaciones posteriores disfrutar de alguna actuación en vivo de John. Nos privó de muchos años más de producción de un genio creativo. Ojalá nunca salga de la penitenciaría porque seguramente habrá alguien igual de enfermo que él entre los millones y millones que le tenemos rencor por lo que hizo aquel 8 de diciembre. Y sin embargo Lennon vivirá por siempre a través de su música.

Dentro de poco viajaré a Nueva York, y no perderé la oportunidad de visitar el Dakota, y dejar que mi alma descanse viendo la última escena que vieron los ojos del ex-beatle. Seguro llevaré mi iPod, y seguro escucharé a todo volumen Instant Karma para recordar que...

...We all shine on. Like the moon, and the stars, and the sun...

2 comments:

Mac said...

No sé qué canción pondré de Lennon al llegar al Dakota. Tendré que pensarlo.

Manu said...

Yo tambien soy de la generacion q no pudo ver a Lennon en directo, una pena.

Un saludo desde mi blog