Saturday, April 09, 2005

Breve homenaje a un Santo

Antes que nada una disculpa para mis ávidos lectores por la terrible sequía que ha cundido mi blog en estas últimas semanas. Prometo darles basura para leer de manera un tanto más constante.

A pesar de lo que demuestra la falta de escritos en este blog, el material a venido a carretadas. En las últimas semanas han habido tantos eventos y sucesos para llenar mi blog que me va a ser muy difícil escribir de todos ellos sin que "caduquen" o se conviertan en algo demasiado tedioso como para que cualquiera lo lea. Pero primero lo primero, y a pesar de lo que piense o diga San Peje, lo primero no tiene absolutamente nada que ver con él (a menos que por fin se pruebe que es alguien semejante al anticristo).

El pasado sábado 2 de abril, día en que el Mac decidió festejar su honomástico número 19, el mundo se detuvo un segundo para concentrar su atención en la capital de Italia. Durante la tarde de este día en México, ya entrada la noche en Roma, el corazón del Papa Juan Pablo II se detuvo. Los católicos perdimos a un líder religioso difícilmente sustituible, pero también los judíos, ortodoxos, musulmanes, cristianos, budistas, induístas, agnósticos y hasta ateos, de todo el mundo, perdieron a un líder moral y espiritual.

Un hombre que entregó su vida a una ferviente lucha por la paz. Un hombre que agotó toda su energía y todas sus fuerzas en una cruzada pacífica para llevar un mensaje de amor y perdón a todo el mundo. Un hombre que dió una histórica lección de tolerancia y humildad a la iglesia católica y al mundo entero. Un hombre que se reunió con los líderes políticos más importantes del siglo pasado. Un hombre que estrechó las relaciones entre las religiones, visitando a muchos líderes religiosos. Un hombre que incansable emprendió viaje por todo el planeta para llevar su mensaje. Un hombre que piso territorios azotados por las fatalidades de la guerra, y países que no tienen un sólo católico en su población. Un hombre que sin titubear perdonó a quien intentó arrebatarle la vida con un disparo apenas comenzado su papado. Un hombre que se conmovió y nos conmovió hasta las lágrimas en sus múltiples visitas a nuestro país. Un hombre al que no le importó el dolor insoportable con tal de hacer un último intento por dedicar una palabra de amor a miles de personas 2 semasnas antes de su muerte. Un hombre que se ganó el respeto y el cariño de todo el mundo, al grado que su funeral fue seguido y dólido por gente de todos las religiones, que el grupo de islámicos fundamentalisatas Hammas mandó sus condolencias, así como la comunidad judía y ortodoxa. Un hombre de corazón firme y recto, de moral inquebrantable. Eso es lo que el mundo perdió el pasado 2 de abril. Sin embargo, esta muerte no debe ser vista como un hecho de tristeza, sino como el comienzo de un merecido descanso que Karol Wojtyla se ganó a pulso con una vida de incansable labor humanitaria.

Muchos se quejan de que mis blogs son a veces demasiado largos, sin embargo, en este caso no alcanzaría un libro entero para expresar únicamente a nivel personal lo que este fallecimiento significó. Por eso dejaré que el silencio llené lo que mis palabras no pueden, y sólo terminaré este insipiente homenaje en forma de letras, citando una de las frases más acertadas de un hombre cuya vida entera fue un hermoso acierto:

"Si quieres la paz, trabaja por la justicia. Si quieres la justicia defiende la vida. Si quieres la vida, abraza la verdad". - Juan Pablo II "EL Grande". (En paz descase)

El Mac aún llora por dentro

2 comments:

Tito said...

Mac, insipiente talvez porque no xiste retórita tal que pueda hacer entender la grandeza de este hombre, pero me agrada que este hecho abra tu sentimentalismo que tu caracter amargado y peyorativo se vea opacado por tu parte sensible, y claro que un hecho así no es para menos.... Felicidades MAC y creo que todos lamentamos esa pérdida, aunque el cielo ha ganado un ángel

Tito said...

Mac, insipiente talvez porque no xiste retórica tal que pueda hacer entender la grandeza de este hombre, pero me agrada que este hecho abra tu sentimentalismo que tu caracter amargado y peyorativo se vea opacado por tu parte sensible, y claro que un hecho así no es para menos.... Felicidades MAC y creo que todos lamentamos esa pérdida, aunque el cielo ha ganado un ángel