Sunday, March 20, 2005

A veces toca

Pues si... las derrotas ocurren aún en casa propia, aún contra rivales antagónicos, aún en el día del Señor y aún al equipo del Señor. Las derrotas son algo con lo que uno tiene que lidiar frecuentemente cuando se apasiona con el deporte. Y aunque siempre duele un tropiezo, hay tropiezos que duelen más que otros, por ejemplo:

- Un tropiezo ante un estadio lleno de Auriazules
- Un tropiezo ante un equipo ratonero
- Un tropiezo ante un jorobado iletrado
- Un tropiezo ante los hijos directos de papá Televisa
- Un tropiezo en el que el arbitro forma parte

No voy a negar que el américa jugo bien acorde con su estructura de juego, ni tampoco voy a decir que los Pumas debieron ganar este partido. Sin duda la suerte le sonrió al imbécil de Ochoa en ese poste del Jimmy Lozano al inicio del partido, y sin duda que el América tiene una delantera explosiva y envidiable. Pero un buen fanático americanista (que los hay, me consta) no podrá desmentir que su equipo tiene un estilo de juego deprimente. Odiaría tener que apoyar un equipo que durante 90 minutos tiene al rival en su cancha y acechando, y que depende de un contragolpe de 15 segndos para sentenciar un partido. Los resultados son satisfactorias hasta ahora para los de Coapa, pero la forma es casi antideportiva. Ni modo, igual hay gente que disfruta el juego italiano, YO NO. Tampoco me pueden desmentir si digo que una victoria NUNCA es merecida cuando dependió de un gol que no debió ser marcado como el 3°. Ese fuera del lugar fue muy claro desde la tribuna, que no lo haya podido notar el idiota del juez de línea me parece demasiado irrisorio. El américa esta destinado a siempre ser señalado por las constantes manitas que les echan los arbitros, y eso no es casualidad ni percepción de un perdedor ardido, el algo bastante evidente.

Del lado auriazul, hay 3 cosas que quedan muy claras: 1) no he visto afición más fiel que la Puma, cantamos (y si, me incluyó) hasta el último minuto del partido, y aún ante la derrota levantamos la cara y el puño con orgullo para entonar el himno de la universidad. 2) El equipo aún tiene garra, aún tiene juego, y aún tiene entrega, pero nos falta contundencia y orden a la defensiva. 3) A Hugo le importa un carajo un juego en contra del América, y prefiere experimentar mandando a un central como punta en un partido de esta talla, que tomar con responsabilidad su puesto y hacer cambios más coherentes. Siempre he apoyado a Hugo, ha sido parte ya de 4 campeonatos con la institución, y aún después de esto lo apoyo, confío en que esto no tuvo nada que ver con sus tratos cercanos con Televisa, pero no puedo dejar de recriminarle el resultado de hoy y de toda la temporada.

Si hay algo que siempre ha caracterizado a este clásico urbano (si, clásico, y tanto un buen puma como un buen americanista lo saben) es la violencia. Este día quedo claro que la violencia (que ciertamente antes provenía del lado universitario) sólo vino del lado azul-crema. Desde las entradas estúpidas de Valenzuela, Villa y Pardo, los golpecitos sin balón de Cuauhtemoc, hasta las agresiones frontales de los ñeros de la barra "ritual del kaos" en las afueras de C.U., el américa dejó en claro por qué mi filosofía de vida no me permitiría estar con un equipo así. Dentro y fuera de la cancha, la actitud de los de Coapa deja mucho que desear. Su juego anuque no deja que desear en cuanto a números, deja mucho que desear en cuanto a espectáculo.

El campeón esta prácticamente abatido en este torneo, lo sé. Sin embargo aún tenemos el único bicampeonato en torneos cortos para presumir, y aún tenemos una cita en Japón en diciembre y en la Libertadores en el 2006.

No importan unas cuantas derrotas cuando se tiene pasión por un equipo, y aunque duelen, sólo sirven para incrementar mis ansias de recibir el próximo triunfo auriazul.

Ningún fanático apasionado puede negar que con derrotas así viene una sana dosis de ardor. Y si, sé muy bien que estoy ardido, pero he procurado escribir este post con la cabeza fría y con la cara en alto.

Como buen perdedor que soy pagaré la única apuesta que hice sin poner el más mínimo "pero", y mando una felicitación a todos los Americanistas que sepan también ser buenos ganadores. A veces toca perder, y aveces toca ganar.

El mac se siente del queque

P.D. ¡¡¡GOOOOOOOOOOOOYA!!! ¡¡¡GOOOOOOOOOOOYA!!! CACHÚN CACHÚN RA RA CACHÚN CACHÚN RA RA, ¡¡¡GOOOOOOOOOOYA!!! ¡¡¡UNIVERSIDAD!!!

P.D. 2: Los americanistas, diganle a sus carras que se respeten un poquito y dejen de cantar el "buélum"

1 comment:

Tito said...

Mac. mi querido puma patólógico, debo aceptar que tienes razón en muchas cosas, primero, si lozano le pega hermoso al balón y que bueno, por la selección claro, ja, otra, el tercer gol era un fuera de lugar clarísimo, también, los pumas no debieron ganar, quien sabe, pero mac en otras cosas no estoy de acuerdo, el América tiene buenos números sí gracias a Dios mira que nos hacen falta, no te parece su forma de jugar, pues creo que es porque ganaron el domingo, mac cuando tienes un delantero al que ningún defensa de México se atreve a alcanzar (Piojo), otro que es un poste, todos los despejes los gana y en cualquier momento hace la gambeta del partido (Kleber), y otro que es un pinche mañoso y experimentado (Blanco), el sistema que maneja américa es el ideal, no siempre tienes que tomar la iniciativa para ser efectivo, así es el Futbol, pregúntale a Aguirre como le fuen en el Mundial contra EU. por tomar la iniciativa a lo pendejo, el futbol es inteligencia y resultados Mac, la afición americanista esta contenta con eso...me incluyo, además no te quejes que el´pasado torneo el equipo que fue campeón dejó mucho que desear en espectáculo también ganaron con estrategia, algo que reconoceré siempre, en esa liguilla Ego se convirtió en un verdadero entrenador.... PD.lo del buelum a mí también me parece de pésimo gusto, es darle demasiada importancia al antagonismo de los pumas...